La Escuela del profesor George Ohsawa se llamaba la casa de los ignorantes. Decía que la gente muy inteligente, intelectual y perfeccionista no se mantenía durante mucho tiempo en la macrobiótica que él impartía. El profesor Kikuchi también lo confirmó en varias conferencias.

macrobiotica

Muchas personas buscan la macrobiótica porque están enfermos y cuando comienzan a practicarla casi siempre se curan de sus enfermedades; si no lo consiguen es porque no siguen las pautas con rigor y dedicación, o porque sus intestinos fueron destruidos de tal manera por la medicina «convencional» con drogas y medicamentos, o por el estilo de vida de la persona, que ya no pueden solucionar su problema. Por eso mucha gente dice que la macrobiótica no cura todas las enfermedades; sin embargo esto no es verdad, pues la realidad es que cuando la conocieron ya estaban muertos: sus intestinos ya estaban muertos, como una raíz sin vida. Y una vez muerto, ni Dios puede resucitar.

Pero los que buscan la macrobiótica y son muy inteligentes, después de curarse y cuando ya pasan unos años, a menudo abandonan y así se vuelven muy débiles, delgados, tristes, y no resuelven sus problemas. Así que buscan otras soluciones y no quieren ni oír hablar más de macrobiótica, alegando que es una dieta de fanáticos y que no funciona. Esta es una realidad innegable.

Las personas que actúan así demuestran que no han entendido nada de la macrobiótica, pues la macrobiótica no es una dieta, sino un principio que permite comer de todo, tener libertad con criterio basado en el yin y el yang; la macrobiótica no prohíbe ningún alimento, sino que da Libertad Total de comer de todo, siempre y cuando asumamos la responsabilidad y sepamos corregir.

La macrobiótica no prohíbe que nadie se enferme, al contrario, ama las enfermedades, porque sin conocer la enfermedad no sentimos atracción por la salud, y sólo los que conocen y sufren las enfermedades más graves pueden ser más felices.

Pero la mayoría no lo entiende así y come por miedo a estar enfermo, como quien come con miedo de ir al infierno, y entonces se vuelve débil y triste, y después culpa a la macrobiótica, sin pensar que el miedo mata y que no hace falta rezar a Dios, pues la naturaleza nos lo da todo.

Quien no tiene el valor de estar enfermo no tiene el valor de curarse, esta es la realidad, que confirma uno de los teoremas básicos del Principio Unico: cuanto mayor es la cara mucho mayor es el dorso, y que muestra también que cuanto más inteligente, mayor es la ignorancia en general.

Cuando la gente abandona la macrobiótica se vuelven muy felices, derrepente tienen más energía, engordan, las mujeres se vuelven más atractivas y los hombres elegantes, y piensan que estan en el camino correcto. Después de un tiempo, depende de la persona, generalmente se vuelven infelices, pero más infelices que antes de conocer la macrobiótica y desarrollan enfermedades más severas que antes de conocer la macrobiótica, pues cuanto mayor sea la cara mucho mayor el dorso. En potencia, esto es el orden del universo.

Al que tiene más salud se le dará más enfermedad. Es por eso que muchas personas que se curan por ejemplo de cáncer después de unos años de dejarlo terminan muriendo de esta enfermedad. El profesor Hideo Omori dijo una vez que los pacientes que se curan de cáncer por la macrobiótica, cuando lo dejan, mueren a menudo 5 años después.

Es por eso que más y más gente abandona la macrobiótica, porque son demasiado inteligentes, perfeccionistas, así que no pueden entender, o no quieren, el Principio Único.

Para entender la macrobiótica profundamente se necesitan al menos 16 años en el caso de las mujeres y 21 para en el de los hombres, que es el tiempo en que tarda en regenerarse la mente, pero quien es muy inteligente no tienen paciencia y estudia durante unos años y piensa que ya lo sabe todo y que ya no necesita entrenar, perfeccionar, aprender con quien tiene más experiencia.

Pero para entender el Principio Único es necesario al menos 10 años de estudio y seguir viviendo con pasión cada vez mayor, porque cada vez que abandonamos el Principio Único tendremos que afrontar problemas más o menos graves. Cada vez que surgen problemas es porque no consultamos la brújula del Principio Único.

Por ejemplo, si la persona se siente infeliz debe consultar el yin y el yang y darse cuenta de por qué es infeliz y no culpar a los demás.

El que se siente infeliz es porque está muy yin o muy yang, y aunque una desgracia sea diferente de la otra, el que está muy yin culpa a los demás, y el que está muy yang, culta y ataca a los demás.

El que se siente enfermo es porque está muy yin o muy yang, aunque una enfermedad es diferente de la otra; el que está muy yin tienen enfermedades crónicas, mientras que el que está muy yang tiene enfermedades agudas.

El que se queda pobre es porque está muy yin o muy yang, aunque una pobreza sea diferente de la otra; el que está muy yin trabaja mucho mentalmente y gana poco, mientras que el que está muy yang, trabaja mucho físicamente y gana poco.

Los que tienen problemas en el amor es porque están muy yin o muy yang, aunque una clase de amor sea diferente del otro: el que está muy yin no se siente amado y piensa que el otro no lo desea, y del otro lado, el que está muy yang, no ama al otro aunque su pareja sea una princesa o un príncipe.

Anónimo

0

Verdades y mentiras de la soja

¿Por qué debemos consumir soja en una tierra de garbanzos como la nuestra? Hace años se puso de moda esta leguminosa en occidente y nos cantan sus propiedades en todos los medios de comunicación con anuncios llamativos. Y claro, todo el mundo a consumir soja, y cuanto más, mejor, no sea que nos quedemos sin sus fuegos artificiales. Pero pocos son los que han dado la voz de alamar antes esta avalancha martilleante, y creo que va siendo hora de saber qué y cómo estamos consumiento este producto.

soja

La macrobiótica es una filosofía que todo lo encaja maravillosamente, y es sabia por naturaleza y por observación natural. El macrobiótico experimentado sabe de sus propiedades Yin y Yang y por tanto comprende y comprendió hace tiempo que la soja ha de consumirse de una manera determinada y para una determinada acción. Hay mucha gente que comienza en la macrobiótica y que consume soja pensando que le será beneficioso, pero hay que conocer las leyes del Universo en profundidad para darse cuenta de que hay productos elaborados con soja que tienen diferentes energías: no es lo mismo el miso que el tofu, por ejemplo, dos elaboraciones realizadas ñcon soja. El miso es un fermento con sal, y por tanto es Yang, mientras que el tofu es muy frío, Yin, y paraliza el intestino y destruye el hígado. Aún así hay gente que la consuje habitualmente, todo depende del juicio de cada persona y de lo que cada uno quiere conseguir.

La soja y sus derivados son muy Yin (tofu, tempeh…), sin embargo el miso y el tamari son muy Yang, ya que llevan cereal y han sido fermentado con sal durante 2 años, tiempo suficiente para eliminar toda la toxicidad de la soja.

miso

El siguiente texto está extraído de un artículo de la Revista de Medicinas Complementarias. Medicina Holística. Nº 74, donde se explican algunas de las falsedades que nos han vendido en cuanto a sus beneficios. Te invito a que lo leas y opines.

La soja es naturalmente tóxica para el ser humano ya que contiene antinutrientes y sustancias que alteran nuestros equilibrios hormonales, y además a su procesamiento le añaden otros venenos. Desde hace algún tiempo asistimos a una promoción sin precedentes de los productos a base de soja. Hoy asistimos además a una intoxicación masiva que canta sus beneficios en todo slos medios de desinformación aborregadora. Por si fuera poco las farmacias, los herbolarios y las consultas médicas o naturistas actúan como correas de transmisión de esa infame propaganda. Probablemente ningún otro producto alimenticio tenga tantas firmas de relaciones públicas y publicidad trabajando en su promoción.

La soja está ya presente y oculta en más del 60% de los alimentos de los supermercados en USA. La FDA, el organismo más importante del mundo de control de alimentos y drogas (incluyendo los medicamentos) ha aceptado incluso etiquetar en algunos productos que tiene beneficios para la salud a pesar de las protestas de algunos de sus miembros.

¿Es la soja tan buena como pretenden que creamos? La respuesta es rotundamente NO. Descubramos por qué.

LA SOJA LLEVA USÁNDOSE DESDE HACE MILES DE AÑOS EN ORIENTE

Cierto y falso

La soja pertenece a la familia de las legumbres, posee la misa capacidad de su familia que es captar el nitrógeno de la tmósfera en los nódulos de sus raíces con la ayuda de las bacterias. En China la soja fue plantada durante siglos con este fin para reponer el nitrógeno, favorecer la rotación de los cultivos, y no para consumirla.

Un estudio del uso histórico de la soja en Asia muestra que sólo fue usada por los pobres; cuando no tenían nada que comer consumían frijoles de soja y los preparaban cuidadosamente (mediante la fermentación) para destruir todas las toxinas.

La industria de la soja dice que “las fórmulas de soja son saludables, ya que los niños asiáticos han consumido ésta durante siglos”. Se atreve a decir incluso que ” son mejores que la leche materna”, lo mismo que la multinacional Nestlé hizo con sus leches en polvo en contra del más elemental sentido común, de los argumentos científicos que demuestran lo contrario, y lo que es más grave, en contra de los bebés. Por el contrario, las fórmulas de leche de soja rara vez se usaban en Asia para alimentar a los niños.

En un escrito en 1930, el Dr. RA Guy, del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de Pekín, aclaró que “nunca se ha usado leche de soja para alimentar a los niños en Pekín. Esta fórmula no se hace en las casas, pero es vendida en las calles como una bebida caliente, rica en proteínas que es usualmente bebida por ancianos en vez del té. La leche de soja, aparte de ser dañina para los niños, es dificil de preparar”.

LA SOJA ES UN PRODUCTOS BIOLÓGICO

Cierto

La soja es sin duda un producto biológico, como la planta de la que se extrae el opio o la estricnina. La denominación de producto biológico es una coartada equívoca ya que todos los productos que da la tierra son biológicos, pero no todos han sido cultivados con los criterios de la agricultura biológica.

LA SOJA ES UN ALIMENTO QUE SUSTITUYE A LAS PROTEÍAS DE LOS PRODUCTOS DE ORIGEN ANIMAL

Cierto y falso

Las proteínas están constituidas por unidades elementales que son los aminoácidos. De ellos hay algunos que son esenciales, decir, que no pueden ser elaborados por el organismo y que por lo tanto deben ser aportados por la alimentación. La soja es muy rica en proteínas, pero es relativamente pobre en el ainoácido azufrado cistina, precursos de la cisteina, del flutatión y de la taurina.

Además, el procesamiento a alta temperatura tiene el desafortunado efecto secundario de desnaturalizar la lisina y los otros aminoácidos. Este proceso reduce todavía más la cistina y en consecuencia la capacidad hepática de desintoxicación.

LA SOJA TIENE NUTRIENTES DE FÁCIL ASIMILACIÓN

Falso

La soja tiene nutrientes de dificil asimilación, como el calcio. Además, es deficitaria en hierro, lo que puede llevar a la anemia, igual que la vitamina B12. También es deficitaria en tiamina o vitamina B1, y ya se han dado casos de bebés alimentados con fórmulas de soja con beriberi grave.

Contiene también varios antinutrientes como por ejemplo:

  • Inhibidores de enzimas digestivos, como la tripsina y otros necesarios para la digestión de proteínas. Los inhibidores de la tripsina y la hemaglutinina son además inhibidores del crecimiento.
  • Contiene ácido fítico, presente en un grupo de sustancias denominados fitatos (más que en otras leguminosas). Éstos son quelantes, es decir, que pueden unirse a iones metálicos y bloquear la asimilación y la biodisponibilidad de minerales esenciales: calcio, magnesio, cobre, hierro y zinc. Esto es particularmente grave en los bebés. Los fitatos son resistnes a las técnicas de reudción como la cocción prolongada a fuego lento
  • Por otra parte se ha comprobado que las fórmulas infantiles basadas en la soja pueden contener hasta 200 veces más manganeso que el de la leche de lactancia natural. El exceso de manganeso se acuula en los órganos internos incluyendo el cerebro y podría producir daños.

LOS PROCESOS DE ELABORACIÓN DE LA SOJA INACTIVAN SUS ANTINUTRIENTES

Falso

Los antinutrientes sólo son inactivados por la fermentación (salsa de soja, miso, tempeh, natto). Contrariamente a lo que se piensa, los antinutrientes no desaparecen completamente en el tofu (que no es soja fermentada sino que se elabora por precipitación con sulfatu de calcio o de magnesio, salde de Epson), ni por el cocimiento prolongado.

LA SOJA ES UN ALIMENTO SANO

Falso

La soja, incluso aunque no sea transgénica, produce numerosas patologías documentadas en la literatura científica desde hace años. La industria de la soja no puede excusarse, ya que sabía que la soja es patógena desde hace decenas de años. Por ejemplo sabía que la soja contiene agentes bociogénos desde hace más de 60 años.

La soja produce:

  • Alteraciones alérgicas, especialmente en niños, y casos de alopecia
  • Alteraciones del sistema nervioso y envejecimiento acelerado del cerebro: menor función perceptiva, peores resultados en los test y disminución del peso del cerebro, así como una tasa de más del doble de la enfermedad de Alzheimer en consuidores de tofu japoneses.
  • Alteraciones del comportamiento: aumento de la ansiedad, estrés, disminución de los comportamiento sociales, aumento del comportamiento agresivo y paradójicamente comportamiento de sumisión en animales alimentados con soja
  • Alteraciones del sistema inmunitario. La exposición a fitoestrógenos durante el embarazo y la lactancia se ha relacionado con la aparición de enfermedades autoinmunes en los niños
  • Alteraciones endocrinas: alteraciones del páncreas, alteraciones del tiroides (hipotiroidismo, tiroiditis autoinmune, cáncer de tiroides), alteraciones en las hormonas sexuales, alteraciones del comportamiento sexual, aparición de la pubertad precoz, anormalidades congénitas del tracto genital masculino, disminución de la fertilidad…
  • Aumento de malformacion en el nacimiento: criptorquideas, hipospadias, espina bigida, piernas deformes…
  • Alteraciones del material genético

LA SOJA PREVIENE EL CÁNCER (las mujeres asiáticas tienen meos cáncer de maa porque consumen soja en lugar de proteínas animales)

Falso

La soja nunca ha sido un sustituto de las proteínas animales y se consume moderadamente y de forma diferente. En Asia la soja se consume mayoritariamente como alimento fermentado, lo que minimiza sus antinutrientes. Es sólo un complemento alimenticio que se utiliza fundamentalmente como condimento en forma de salsa de soja y en otros productos fermentados que no se comercializan ni se toman en Occidente (miso, tempeh, natto).

El consumo excesivo de soja no sólo no previene el cáncer, sino que puede fomentar los cánceres ginecológicos y tiroideos. Además, la soja transgénica tiene más niveles de estrógenos que la soja natural, por lo tanto sus productos derivados serán todavía más tóxicos.

LA SOJA REDUCE LOS PROBLEMAS DE LA MENOPAUSIA

Falso

Esto se apoya por el hecho de que las mujeres asiáticas tienen menos síntomas al llegar a la menopausia. Hay estudios que no sólo mueestran su inefectividad sino que demuestran que las consumidoras de soja padecen los problemas de salud mencionados anteriormente.

LA SOJA DISMINUYE LA OSTEOPOROSIS MENOPÁUSICA

Falso

Hay estudios que no encontraron ningún efecto sobre la masa ósea de las isoflavonas de soja.

LA SOJA REDUCE EL COLESTEROL Y EL RIESGO DE ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

Falso

Algunos estudios afirman que la soja disminuye el colesterol. Hace tiempo que las medidas del colesterol alto han sido desechadas, incluso en la medicina ortodoxa, como indicadoras de estados patológicos. La disminución del colesterol total no es beneficiosa para la salud y está incluso incriminada en la aparición de enfermedades como depresión y mayores tasas de suicidio. Además, la soja contiene hemaglutininas, unas sustancias que promueven la formación de coágulos sanguíneos responsables de accidentes cerebrovasculares, trombosis, etc.

La soja transgénica produce más grasa en la leche de vaca alimentada con soja. De este modo los productos lácteos sacados de animales alimentados a base de soja son todavía más tóxicos.

LAS FÓRMULAS INFANTILES A BASE DE SOJA SON SEGURAS

Falso

Esta afirmación lleva adheridas las afirmaciones siguientes, que son falsas: El nivel de fitoestrógenos en las fórmulas infantiles a base de soja es bajo. La mayoría de los efectos de los fitoestrógenos han sido positivos. Y la leche humana contiene fitoestrógenos.

Los primeros dos son mentiras, y el último también es fundamentalmente mentiroso. La leche materna de las mujeres que consumen productos de soja por supuesto que contiene fitoestrógenos, pero no la de las que no los consumen. Si los contienen son más de 1.000 veces más bajos que los niveles existente en las fórmulas de soja.

Prestigiosas agencias y asociaciones de alimentos infantiles y dietéticos son culpables de difundir las mentiras de los fabricantes de fórmulas de soja. Estas fórmulas basadas en soja son un experimento infantil a gran escala sin control.

LA SOJA ES UN PRODUCTO NO CONTAMINADO

Falso

La soja está contaminada por varios tóxicos bien identificados, como productos químicos (herbicidas: Roundup, glifosatos…). Un ejemplo significativo es que, en Argentina, para ocultarlo, se hizo una modificación de la legislación de las dosis máximas admisibles. De 0,1 partes por millón hasta los años 90, se pasó a 20 ppm como dosis aceptable a mediados de los 90. Esto representa un aumento de 200 veces el límite anterior.

Por otro lado, en el ailsado de proteína de soja (SPI), el producto se contamina con diversas substancias peligrosas, como el aluminio (relacionado con el Alzheimer y otras enfermedades neurológicas), por los solventes que dejan hexano (un derivado del petróleo), y por los nitritos que se forman durante el secado por aspersión. Los nitritos se convierten en nitrosaminas que son carcinógenos reconocidos.

LA SOJA ES UN PRODUCTO NATURAL

Falso

La soja actual es en su mayoría transgénica, es decir, creada por ingeniería genética.  Se calcula que hoy por hoy el 99% de la soja es modificada genéticamente en USA, y las compañías norteamericanas están presionando en todo el mundo para imponer su cultivo.

EL CULTIVO DE SOJA TRANSGÉNICA ES BENEFICIOSO PARA LA ECOLOGÍA

Falso

El aumento presupone que se utilizan menos tierras para cultivar más alimentos, pero no es así. El monocultivo de soja impuesto supone la destrucción de los recursos naturales, forestales, montes y selvas naturales, de la diversidad biológica y del ecosistema.

LOS CULTIVOS DE SOJA TRANSGÉNICA NECESITAN MENOS TÓXICOS QUÍMICOS

Falso

En realidad, el cultivo de soja transgénica supone un aumento de la contaminación por tóxicos biocidas. Varios estudios publicados desde 1.997 a 2.000 demuestran que los OMG necesitan más pesticidas y no menos. Un nuevo estudio preparado por el Northwest Science and Environmental Policy Center concluye que la siembra de cultivos transgénicos en EEUU durante un periodo de 8 años incrementó el uso de plaguicidas en unos 50 millones de libras, principalmente debido a los incrementos en el uso de herbicidas químicos rociados sobr la soja que ya es transgénicamente tolerante al herbicida. El estudio concluye que muchos agricultores están rociando cada vez más herbicidas sobre la soja transgénica con el fin de controlar malezas cada vez más fuertes y resistentes.

Naturalmnte, los herbicidas acabarán en nuestros platos o lo que es peor, en los biberones de nuestros hijos. Se encontró en comida para bebés que contiene soja transgénica, un porcentaje hasta 200 veces mayor de residuos del herbicida.

LOS BENEFICIOS DE LA SOJA ESTÁN AVALADOS POR LA CIENCIA

Falso

Por el contrario, son un ejemplo de la falsificación de la ciencia, ya que la indsutria de la soja maneja las riendas de la investigación. Congresos, trabajos de investigación, masters y publicaciones científicas son patrocinados por las multinacionales de la soja y de los transgénicos cuyo poder financiero les permite controlar los medios de comunicación, lanzando campañas mediáticas para promocionarla junto con los transgénicos y las maravillas de la biotecnología. Pero lo más grave es que su poder les permite incluso definir lo que es ciencia y lo que no lo es.

Los efectos sobre la salud de la soja transgénica son ocultados y trascienden los efectos negativos sobre el individuo. Se ha comprobado experimentalmente que el ADN transgénico ingerido en alimentos, se puede recombinar en el estómago y el intestino humanos transfiriendo a las bacterias de la flora intestinal propiedades de las plantas transgénicas, como por ejemplo la resistencia a antibióticos.

 

0

La salud y la enfermedad: la filosofía del Yin Yang

Este texto ha sido sustraído del libro Recetario Zen macrobiótico de Yukio y Koto Nakamura.

SALUD

La definición de la salud dada durante siglos por los sabios de Oriente se basa en 6 puntos, de los cuales los tres primeros son físicos y los tres úlitmos psicológicos:

  1. Ausencia de fatiga
  2. Sueño profundo
  3. Buen apetito
  4. Buena memoria
  5. Buen humor
  6. Rapidez de raciocinio y de ejecución

(* N.E.: También existe un número 7, el de la justicia suprema, pero no se especifica en este libro)

Macrobiotica

El hombre sano debe gozar de todos ellos. La carencia o debilitameinto de cualquiera de ellos implicaría un cierto grado de enfermedad.

La macrobiótica zen, si bien está basada en los principios de la filosofía de los opuestos (Yin-Yang), no podrá traer una cura y felicidad completos si no se comprenden sus principios, su filosofía: “Lo blando (yin) no existe sino en función de lo duro (yang), y lo duro de lo blando. El camino del medio es la flexibilidad, por eso el sabio resiste la presión de los débiles tanto como la de los fuertes”.

Quisiéramos hacer resaltar un aspecto importante del régimen que percibimos y que en la práctica de la dieta se ha soslayado bastante, y es la afirmación de que toda enfermedad proviene de la culpa de actuar contra el Orden del Universo, de violar la naturaleza misma de las Cosas, por pretender acomodar la realidad a nuestras conveniencias, en vez de aprehenderla tal cual es. Su finalidad, en última instancia, es llegar a la comprensión de esta realidad última.

Traducido a la macrobiótica significa que, frente a cualquier malestar o enfermedad, la pregunta básica es la siguiente: ¿En qué he faltado yo a ese Orden? ¿En qué aspecto o de qué forma estoy actuando contra la Naturaleza, contra mi naturaleza? Es también en este punto en el que falla la aplicación médica de la psicología, pues procura integrar al individuo dentro de una sociedad quizás más enferma que él mismo, en vez de integrarlo dentro del Orden Natural. Es un círculo vicioso sin salida mientras persista en ella.

Indudablemente es un camino largo y paciente llegar a conocer ese Orden, esa Naturaleza, pero no imposible puesto que nosotros formamos parte y somos esa Naturaleza, y ese conocimiento está en nosotros mismos. Por lo tanto, la enfermedad hace su aparición cuando nos hemos faltado a Nosotros Mismos, al Orden del Universo, a la Naturaleza, no a la sociedad de los hombres. Es curioso, pero el planteamiento de esta pregunta siempre tiene respuesta. No le hacemos caso a esa respuesta porque no es quizás la que desearíamos que fuera: a menudo es bastante molesta. Resumiento, no somos tan ignorantes de esa respuesta, la conocemos pero no la quisiéramos. Y aquí surge otro aspecto fundamental de la macrobiótica: no sólo nos fortalece en lo físico, sino que trabaja a favor nuestro, a nuestro lado, cooperando con su aporte de lucidez, fortaleciendo nuestra voluntad, ayudando a nuestra propia creación.

Porque la macrobiótica zen es creación, como lo es el Budismo, y toda creación es transformación.

Pero el hombre vive rodeado de temores y son éstos los que lo traban. Miedo y neurosis son sinónimos.

El hombre occidental vive en el peor de todos ellos, porque es el básico. No es el temor a la muerte, sino al hambre. Una mesa bien servida es símbolo de un buen estatus económico y todos se esfuerzan por ello, incluso el que no está en condiciones económicas para ello. Es así como nos encontramos muchas veces que la mesa del hombre pobre aparenta ser la del rico o viceversa. Hay en ello un sin fin de valores alterados, sobre todo si pensamos lo que cuesta, económicamente hablando, el poner una mesa así. Se distorsiona el espíritu. Se produce un desequilibrio entre Yin y Yang. En Oriente no ocurre así. Es el equilibrio, la filosofía del Yin Yang quien preside la mesa familiar. No es la abundancia, sino el equilibrio, no es el estatus, sino la sabiduría la que rige la primera Ley, la de la Supervivencia. Verán qué alivio experimentarán cuando permitan que el Espíritu también acepte su responsabilidad en estos asuntos. Depende de Uds. Los esfuerzos materiales también deben ser equilibrados con los esfuerzos espirituales, ¿o es que el Espíritu se ha dado a la vagancia, como dicen ustedes? No señores, en Macrobiótica hay que ejercer la Voluntad y Sentarlo a la mesa. Así la comida se hace Ritual Sagrado, y todo aquello en donde se manifieste su presencia. La oración entre Cristianos tiene el mismo sentido, solo que las filosofías del Extremo Oriente son esencialmente prácticas, con milenios de experiencia de ejercitación en esa práctica, lo que nos ha permitido perfeccionar una técnica, que si bien no reemplaza ni lo pretende a la oración, la ayuda. El hecho en sí de aplicarla, ya es una forma de oración.

dieta macrobiotica

dieta macrobiotica

El comer no debe costar al hombre la proporción enorme de su sueldo que hoy le insume, pues no sólo de comida se vive, aunque esa es desgraciadamente la situación de una gran mayoría. La macrobiótica es el camino que puede romper ese círculo, y Oriente, por medio del maestro Ohsawa, nos lo ofrece. Y con ello el poder atender a otras manifestaciones superiores del espíritu, y como dice un antiguo proverbio chino: “Si tienes dos panes, vende uno y compra un lirio”. Pero para eso hay que tener los dos panes primero.

Otro aspecto igualmente importante de la macrobiótica es su afirmación de que cada persona debe ser su propio médico. Claro que es la consecuencia natural de lo dicho en el párrafo anterior, pues cada uno debe hacerse responsable de sí mismo, en lo físico como en lo espiritual.

Ahora procederemos a dar una lista de los factores, cualidades y colores, yin y yang que intervienen en la preparación del alimento.

YIN Y YANG

Primero daremos, a manera de informe y muy brevemente, citando parte del texto de Ohsawa, para quienes no hayan tenido oportunidad de conseguir su libro antes de que agotara, una información rápida sobre el tema.

Yang es fuerza centrípeta, calor, sonido, peso, densidad, fuego, tiempo. Yin es fuerza centrífuga, expansiva, frío, expansión, liviandad, silencio. En colores, los cálidos son Yang y los fríos Yin, con todas las graduaciones intermedias. Es tan simple como el arco-iris, que va del extremo rojo Yang, pasando por el naranja, amarillo, verde, azul e índigo, hasta el extremo violeta Yin.

En cuanto a formas, tomando las mismas formas como ejemplo del uno y del otro, aquellas en forma vertical, que fluyen hacia lo alto, cuyo apoyo es más frágil, son Yin. En cuanto aquellas mismas en forma apaisada, que parecieran achatadas por la fuerza de la gravedad, cuyo apoyo se aparece sólido, son Yang.

Científicamente, el Sodio sería Yang, y el Potasio Yin, y el equilibrio Sodio/Potasio sería el correspondiente al equilibrio Yin/Yang en el organismo humano y de aquello que utilizamos para nuestra alimentación.

Los climas fríos producen elementos Yang, los climas cálidos producen elementos Yin. Es decir, Yang crea Yin y viceversa, y eso hace el movimiento continuo del Universo, a su constante transformación. Un ingrediente Yang puede convertirse en Yin y viceversa, Yin puede transformarse en Yang.

En cuanto al paladar, lo ácido y dulce corresponde a Yin, así como lo salado y amargo a Yang. Y como en los colores, hay infinidad de sabores intermedios. El azúcar ocupa el extremo Yin, en lo que a alimentos se refiere.

En la alimentación, la proporción de equilibrio es de 5 (Yin, K) por 1 (Yang, Na), según nos informa Ohsawa. Como puede observarse ahora, en Occidente la alimentación es excesivamente Yin, desde que se nace, además de tóxica, sobre todo en verano con las bebidas efervescentes, helados, etc.

ENFERMEDAD

Los índices de desequilibrio o enfermedad la constituyen los siguientes síntomas:

  1. Fatiga, causada por la vida indisciplinada, desordenada. Obesidad y nervios destrozados. Un hombre perezoso es un enfermo.
  2. Dolor y sufrimiento, no asociados a la enfermedad específica, pero causada por excesos sexuales, extravagancias o excentricidades alimenticias.
  3. Síntomas crónicos, causados por desequilibrio entre Yin y Yang en la alimentación, por capricho o autoindulgencia. Dolores de cabeza, estómago, úlcera, diarrea, presión de vientre y enfermedades de la piel o la sangre
  4. Síntomas simpáticotónicos o vagotónicos, cuando la enfermedad crónica llegó al sistema nervioso autónomo.
  5. Alteraciones fundamentales o estructurales en los propios órganos.
  6. Enfermedades psiconeuróticas, emociones, tales como la esquizofrenia, neurastenia, hepatitis, enfermedades de Basedow, dilatación cardiaca.
  7. Enfermedad espiritual. Personas que pueden ser en apariencia sanas, pero sufrir las consecuencias sociales de la arrogancia e intolerancia. A pesar del suceso externo, no tienen fe, esperanza, alegría o amor. Su fin es inevitablemente trágico.
1

El equilibrio en los alimentos: el yin y el yang

Este texto ha sido sustraído de la web Nishime, macrobiótica para el día a día y reproducida en su totalidad.

En muchas ocasiones escuchamos que la macrobiotica prohíbe ciertos alimentos. En mi opinión esta afirmación no es cierta. Macrobiotica da la capacidad de elegir en libertad lo que comes. Conocer las propiedades, cualidad energética de los alimentos y hacer un ejercicio de auto-observación, te ofrece la capacidad de nutrirte con lo que necesitas en cada momento. Nada está prohibido, nada es bueno o malo. Hay alimentos que son más adecuados que otros, dependiendo de cada persona, del momento y del lugar.

Macrobiótica yin yang

¿Por qué utilizamos unos alimentos de forma habitual, otros de forma eventual y otros en ocasiones extraordinarias? La respuesta es el equilibrio: Macrobiotica es sinónimo de equilibrio. Equilibrio en lo que comemos, equilibrio con el entorno, con otros seres vivos y por supuesto con nosotros mismos. Utilizamos aquellos alimentos que son más equilibrados a nivel energético. Veamos una clasificación de alimentos:

Alimentos extremo Yang: sal , huevos, carne (pollo, carne roja, ternera), quesos curados y salados, harinas y horneados y pescado azul. Concentran la energía. Pueden tener uno o varios de los siguientes efectos: calentar, secar, contraer, cerrar, tensar .

Alimentos extremo Yin: químicos: aditivos, fertilizantes, medicamentos, azúcar, chocolate, bebidas alcohólicas, especias, frutas y verduras tropicales, lácteos, queso fresco y requesón, solanáceas: tomate, patata, berenjena y pimiento. Dispersan la energía. Pueden tener uno o varios de los siguientes efectos: refrescar, enfriar, dilatar, hinchar, abrir, relajar, debilitar.

Macrobiótica yin yang

Extremo no es sinónimo de malo o perjudicial, simplemente su efecto es más intenso, por eso no son alimentos para utilizar en grandes cantidades ni a diario. Lo ideal es evitarlos o consumirlos en pequeñas cantidades. Y sobre todo asegurarse de que sean de alta calidad.

Consumir alimentos extremos de forma habitual nos lleva a la necesidad de consumir otro alimento del extremo contrario, a fin de nivelar nuestro equilibrio físico-energético. Un ejemplo claro sería una típica comida de Navidad: fritos, carnes… son alimentos que acompañamos con bebidas alcohólicas, postre helado, turrón… azúcar.

Alimentos de centro: cereales integrales, legumbres, vegetales, frutos secos, algas y pescado blanco. Se pueden a su vez clasificar en expansivos y contractivos. Aunque sus efectos son mucho más suaves que los de los alimentos extremos. Son los más adecuados para comerlos a diario.

En el equilibrio está la clave para tener una vida satisfactoria y conseguir todo aquello que te propongas.

0

El regreso del hombre de sal. Introducción

Este texto ha sido extraído del libro El regreso del hombre de sal, el verdadero alcance del arte de nutrirse, del Dr. Martín Macedo. [1]

Durante miles de años, los hombres de sal gobernaron el mundo. Con el advenimiento de la civilización moderna los hombres de sal comenzaron a disminuir hasta casi desaparecer en la actualidad. En su lugar surgió el hombre civilizado, altamente refinado y educado: el hombre de azúcar o sweet man.

Los sweet men crearon un nuevo orden mundial. Crearon una magnífica civilización altamente refinada y analítica. Actualmente los sweet men controlan el mundo. Los encontramos gobernando naciones, liderando las grandes religiones, como rectores de reconocidas universidades y encabezando la medicina y el mundo científico.

El regreso del hombre de sal

Casi no quedan hombres de sal. Tal vez hay algunos en remotas tribus africanas o en diminutas aldeas perdidas en las grandes montañas. pertenecen a otro tiempo. Si por casualidad encontramos uno de estos magníficos hombres o mujeres, su sola presencia nos inspira un poderoso respeto. Son admirables. Son seres majestuosos de una solidez absoluta. No les interesa destacarse ni llamar la atención. Son conscientes de su valor y grandea y saben que, tarde o temprano, grandes masas humanas acudirán a ellos en busca de orientación. Saben esperar. No tienen apuro porque son eternos. Poseen un poder silencioso como el agua oceánica. No creen en la competencia. Para ellos competir es absurdo, porque son invencibles. Pero se esfuerzan en estar a la altura de su grandeza. No se corrompen ni renuncian a sus principios. Se ocupan de preservar la vida. Saben que la mayor ganancia es la vida en su máxima dimensión.

Hasta hace unos 500 años había muchos hombres de sal. Eran grandes hombres y mujeres. Tenían un profundo sentido del honor y tenían palabra. Cuando un hombre de sal hacía una promesa, prefería morir antes que falta a su palabra.

El hombre antiguo y el hombre moderno: el hombre de sal y el sweet man. Los tiempos han cambiado. Los sweet men tienen muchos problemas. El mundo es ahora mucho más complicado. El hombre de sal es ahora, más necesario que nunca.

El regreso del hombre de sal

Ahora es la era dorada de los sweet men. Son muy refinados y educados, pero en general adolecen de una cierta fragilidad física. Tienden al sobrepeso y son muy temerosos. En general se los ve cansados porque se esfuerzan mucho. No descansan bien durante las noche, ya que con frecuencia tienen pesadillas. Le temen al frío, al stress, a los gérmenes y al cáncer. Tanto es su temor a los microbios que entre ellos surgión un tipo particular llamado hombre farmacia. Como los sistemas inmunes de los sweet man son tan frágiles, los microorganismos están en su mejor época. Por otra parte la sangre azucarada crea condiciones óptimas para su proliferación. Por ello el hombre farmacia trabaja intensamente en una guerra eterna contra los microbios. El sweet men lucha angustiosamente contra otras amenazas. Por eso no es feliz. Cree firmemente que la vida es una guerra sin fin. Por ello no tiene paz. Lucha contra el cáncer, contra el sida, contra la pobreza, contra la inflacion, contra la violencia, contra las drogas. A pesar de extenuantes esfuerzos sus victorias son efímeras y los resultados desalentadores. Los sweet men no dan más. Están agotados de tanto trabajar por problemas que ellos mismos han creado.

Mientras tanto los hombres de sal esperan impasibles, en las lejanas montañas el momento de entrar en acción. Saben que no deben imponerse, sino esperar a que los sweet men acudan a ellos en busca de consejo. Últimamente algunas decenas de personas acudieron a ellos en busca de orientación. Ellos tienen las claves para la convivencia saludable de los seres humanos. Como llevan en su sangre la fuerza sagrada de los mares poseen la sabiduría de todas las eras. El mismo mar que golpea los acantilados lo hizo hace 100 millones de años. El mismo fluido ha permanecido inalterado. Y los hombres de sal llevan esa fuerza de los mares en su sangre, porque su sangre es un poco salada. El sweet men le teme a la sal. Cree que si la toma morirá casi instantáneamente. Se conforma con unos cristales blancos de aspecto parecido a la sal, pero de un sabor extremadamente dulce. Y se ha vuelto adicto a tal punto que endulza su primera comida, apenas despierta cada mañana. Su insuficiencia nutricional lo lleva a buscar desesperadamente fuentes ricas en proteínas o bien toma suplementos vitamínicos artificiales. Surge así el hombre hamburguer y el hombre suplemento que lleva siempre en su bolsillo píldoras de vistosos colores.

El regreso del hombre de sal

Esta forma artificial de nutrirse lo vuelve inestable emocionalmente lo que frecuentemente determina que el sweet man deba tomar tranquilizantes para poder sobrevivir.

Mientras tanto el agua oceánica sigue golpenado los acantilados, sin prisa, sin angustia, conciente de su grandeza y de su misión de preservar la vida en su más alta expresión.

El hombre de sal continúa trabajando confiadamente feliz sabiendo que pronto tendrá grandes responsabilidades cuando tenga que bajar de las montañas y acudir en ayuda del sweet man. Algunas personas llaman macrobióticos a los hombres de sal. Este libro trata sobre la macrobiótica, una forma de vivir que busca rescatar las prácticas ancestrales de los hombres de sal. Tal vez algunos sweet men deseen convertirse en hombres de sal. Es bastante difícil pero es posible. Este libro le dirá cómo hacerlo.

El regreso del hombre de sal[1] Martín Macedo nación en Montevideo en 1964. A los 16 años se vincula con la Asociación Macrobiótica del Uruguay, que en 1981 estaba pasando por su mejor momento histórico. Muchas personas lograron curaciones impactantes y otros practicantes saludables habían logrado altos niveles de bienestar que impactaron profundamente en sus espíritus. Fue un verdadero “boom” macrobiótico. Pero los detractores no faltaron. Muchas personas sentían un profundo rechazo por esta tendencia filosfófica teñida de elementos de la cultura japonesa. Sobre todo los sectores más conservadores de aquel momento. Martín, uno de los más jóvenes miembros tuvo que sufrir la incomprensión de sus familiares y amigos que veían a la macrobiótica como algo “raro”. Sin embargo, estas adversidades fotalecieron su determinación. Decidió ser médico para demostrar que esta ciencia de la nutrición era una verdadera maravilla. Durante sus años de formación universitaria tuvo que ocultar su espíritu macrobiótico y aceptar dócilmente los criterios del establishment médico. No fue fácil, pero con paciencia y voluntad logró acceder a la graduación en 1999.

Masanobu Fukuoka fue un precursor e iniciador de la Permacultura, un conjunto de técnicas de agricultura sostenible, holística y regenerativa que comenzaron a desarrollarse en los 70 como respuestsa al explosivo crecimiento de la agricultura industrial tras la 2ª Guerra Mundial, causante de graves trastorno ecológicos y humanistarios en todo el mundo.

©Autor: Toni Marín
©Extraído del texto original “Entrevista a Masanobu Fukuoka”

Masanobu Fukuoka nació hace más de 95 años y vivía en una isla del sur de Japón llamada Shikoku, donde poseía una granja con dos características realmente notables:

  1. Es más productiva, por metro cuadrado, que todas las plantaciones agroindustriales del mundo, incluidas las que emplean las más modernas tecnologías.
  2. No emplea ningún tipo de maquinaria, ni pesticidas, ni abonos químicos. Tampoco ara la tierra.

Masanobu Fukuoka

Lo consiguió empleando técnicas pioneras de diseño de permacultura, siendo la más célebre de ellas la de sus “Nendo Dango”, bolas de arcilla con semillas en su interior que esparce por doquier. Fukuoka ha participado en numerosos proyectos de permacultura muy exitosos a lo largo de todo el mundo, por los que ha adquirido la fama de ser capaz de hacer reverdecer eriales y desiertos. Entiende su actividad como un trabajo tanto de sanación de la Tierra como de cultivo del alma. Otra característica de gran interés es la alta capacidad de autorregulación de sus campos, que se mantienen con una interferencia mínima sobre los animales y plantas que en ellos habitan, minimizándose así también el trabajo necesario. Su propia granja en Shikoku se divide en cuatro zonas circundantes: La zona 1, que rodea la casa de su familia, es un jardín clásico japonés con multitud de cultivos rotatorios de verduras y hortalizas, y gallinas que se mueven libremente. La zona 2 son unos extensos y riquísimos campos de cereales. La zona 3 es el área de árboles frutales y la zona 4 es pura naturaleza salvaje.

Su filosofía de la vida. ¿Le ha hecho feliz?

Si no hubiera hecho caso a mi filosofía hace años que estaría muerto. Solo hay una cosa que existe: que todo es uno. También descubrí que no hay nada que exista en este mundo, esta es la idea que he seguido. He intentado entrar cada vez más en los detalles de lo más profundo de la NADA. La única gran idea que tuve a los 25 años es que todo es lo mismo. En general su pensamiento está con la NADA, MU, HACER NADA. De acuerdo con este pensamiento, incluso la educación es inútil. El conocimiento en sí mismo es algo que separa las cosas: “si utilizas este pensamiento para separar el rojo del negro, has aprendido a separar el rojo del negro, pero nada sobre el rojo o el negro”.

¿Como se explica que una persona de sus años tenga esta vitalidad? 

Todo el secreto es que no me preocupo en absoluto por mi salud. Quizás sea el hecho que hace 60 años decidí hacerme estúpido y hacer estupideces.

Masanobu Fukuoka

¿Cree que su filosofía trasciende? 

(Sonríe, ríe) Demasiado simbólico, no siento que sea así, soy un hombre muy sencillo, muy normal. Mi gran hallazgo ha sido descubrir que soy estúpido. Por esto no me siento ofendido cuando alguien dice algo raro de mí, pero tampoco me siento maravilloso cuando me halagan. Pienso que no tengo talento para hacer una organización. Por otro lado nunca he visto una organización funcionando bien, necesitan dinero e infraestructuras para funcionar. Para reverdecer sólo es necesario semillas y arcilla.

¿Qué le ha parecido el paisaje mediterráneo, desde Grecia, Italia y España (Mallorca)? 

Incluso comparado con los paisajes africanos estos paisajes son desiertos rocosos, que serán muy difíciles de reverdecer. A las verduras parece que les falta el sabor delicado, creo que este sabor delicado que les falta es como si la naturaleza fuera muy simple y los nutrientes también son muy simples. Parece que esto le pasa a toda la naturaleza. A la naturaleza le falta vitalidad, y esta falta de vitalidad se transmite a la comida y a través de la comida a las personas. No veo variedades en los campos.

¿Qué le parece este paisaje de lleno de oliveras? 

Me parece que es el árbol que más puede aguantar en este clima. Un árbol ideal para el desierto. Esto es un desierto. Puedes pensar que esto (lo que vemos desde aquí) es la naturaleza. aquí en unos 10 mts. solo hay cinco tipos de frutales diferentes. Con 30 tipos de frutales y que cada uno de ellos tenga 5 a 6 variedades podríamos tener 150 tipos de fruta. Hace 2.000 años se talaron árboles para hacer barcos. Comenzó la erosión y el avance del desierto. Vino el desierto en España. La moderna agricultura y la erosión es la causa de que este proceso continúe. Ha desaparecido la cultura y uso del bosque. El hambre del mundo, la violencia social y étnica. Estas cosas ocurren porque se ha acelerado la destrucción de la naturaleza, si se pierde un 3% más de la naturaleza, el mundo se destruirá. Ha abierto el libro (tiene en las manos un libro de casas de Mallorca o del mediterráneo, recoge hasta talayots), señala que esto es lo que el mundo puede llegar a ser. Sacrificar la naturaleza para el desarrollo de la civilización. La civilización y la cultura van en declive y terminaremos en este desierto de piedra y tierra. Este sitio debió ser un bosque con árboles de 100 mts. ahora solo nos queda el agua contenida en las piedras y esta es nuestra última oportunidad.

¿Como solucionar el hambre? 

El error básico es cuando el ser humano piensa que es él que produce la comida. Por eso utiliza productos químicos. Las cosas que se hacen para controlar el agua, presas, diques, son un error. Parar el flujo del río, ensucia el agua. El agua al fluir con las piedras es mucho mejor, el agua se purifica. El ser humano piensa que el problema se soluciona haciendo presas, pero no hace nada para solucionar la falta de agua, el agua la producen la cantidad de hojas que hay en el suelo. Este sitio está desierto no por falta de agua, sino por falta de vegetación. En España, en Egipto o Libia, sacan el agua del fondo de la tierra y empeoran el problema, intentando subir el agua del fondo de la tierra. Destruyendo líquenes y hojas empeoramos la posibilidad del obtener agua. Sacamos el agua del mar para producir riqueza. Con este método creen que están controlando el agua. El trabajo que ese proceso incluye realmente destruye la naturaleza. El hombre quema madera, carbón, uranio, el hombre cree que está creando más y más energía, pero está haciendo lo contrario. La energía no sirve para nada.

Masanobu Fukuoka

¿Qué piensa de las semillas hibridas? 

No. No utilizo híbridos, lo he intentado explicar durante 40 años. Los japoneses no lo entienden porque sólo entienden una parte del problema, no el todo. Cuando hablo del todo se convierte en grande. Cuando hablo de algo concreto se vuelve pequeño. He estado 60 años buscando una buena solución, un buen método: no lo he encontrado. Me he vuelto un poco pesimista, ahora intento explicar mis pensamientos con poemas. Si siembras semillas y le añades fertilizante desde un punto de vista puede estar bien. Visto desde todas las partes poner fertilizante puede ser un error. Se puede decir que hoy en día, para los que creen en la ciencia, ésta se ha convertido en una religión. Hace 60 años llegé al concepto del no hacer. La única palabra en mi cabeza ha sido MU. Todas las cosas que tienen valor realmente no existen. El conocimiento humano no tiene ningún valor, no tiene valor la separación de los colores, de algo que existe, que no existe.

¿Cómo imagina un libro para niños? 

La única esperanza de esta situación son los niños y quizás sean los únicos supervivientes. El problema está en los profesores, pues ellos pueden crear malentendidos a los niños. En una charla con estudiantes en la Universidad de Kioto, una charla de dos horas, se convirtieron en una de 8 h. El tema principal de la conversación fue que creemos que el profesor de escuela media es menos que uno de universidad. Esto es una equivocación y me llevó 20 h. explicar esto y el por qué los seres humanos son más estúpidos que los perros. El ser humano cree que tiene la habilidad de saber conocer, eso no es cierto. El ser humano tiene dos ojos, los perros dos ojos, nosotros tendemos a pensar que vemos las mismas cosas. Los perros y los gatos ven una cosa a través de los ojos, y no hacen discriminación entre si es buena o mala, hombre-mujer. Los gatos no ven, es propio de los humanos. El ser humano cree que ha conseguido atrapar el color azul. El ser humano mira la montaña, el valle y ve cada uno de una forma separada. Piensa que conoce a cada uno por separado. Los gatos y perros ven estos elementos, pero no separados. El Ser humano ha dividido la naturaleza en 4 partes, los perros las ven como una unidad. El ser humano cree que conoce la naturaleza, lo único que han hecho es dividirla. El hombre ha cortado la naturaleza en 4 partes, piensa que realmente la conoce, pero no es verdad. Los perros y los gatos conocen la naturaleza verdadera, los hombres la dividen en partes. Es como si tienes un vaso y lo rompes en 4 trozos. El ser humano coge un trozo y piensan que es la totalidad y además piensas que son más inteligentes que los perros y gatos que ven la totalidad. Cree que conoce un punto, la línea, en realidad no conoce ni el punto ni la línea. Hay unas palabras de Sócrates: solo sé que no sé nada. Los seres humanos ni siquiera se conocen así mismos, lo único que sabemos es que el ser humano es distinto a los perros y a los gatos, y tienden a pensar que lo conocen todo.

Masanobu Fukuoka

¿Cuál cree que es la razón de que sólo estudiemos lo puntual?

El problema se resuelve mirando el todo. La razón del problema es que utilizamos un conocimiento científico y este es el problema. ¿Cómo podemos dejar de ver las cosas desde un punto de vista científico? Cuando el hombre se aleja de la naturaleza no puede sentir el corazón de la naturaleza. Cuando pensamos en recobrar la naturaleza de forma científica eso es imposible. La razón por la que hemos destruido la naturaleza es porque lo que hacemos por la naturaleza lo hacemos en nuestro propio beneficio.

¿Qué piensa de los científicos?

Solo piensan en hacer dinero. Los científicos del instituto Fukuba están investigando con la antimateria y estudios sobre superconductores. En la piscina aceleran las partículas y observan como se comportan. ¿Dónde nos llevarán estos experimentos? ¿Porqué buscamos cosas que ya sabemos que existen? ¿Porqué buscamos cosas que ya sabemos que no existen? ¿Estos estudios pueden tener algún valor? No se puede llamar progreso a lo que no sabemos como puede acabar. Podría llegar a resultados que una fuerza superior a la bomba atómica. Si somos capaces de acabar con estos experimentos habría dinero para salvar África dos o tres veces. La investigación de la antimateria se puede convertir en la cosa más peligrosa que jamás haya existido. Es tan peligroso porque es solo antinatural. Hoy en día se pueden crear ratas más grandes que gatos. Os imagináis un ratón persiguiendo a un gato. ¿Es precioso o monstruoso? Ese momento se está acercando. La montaña en el río y las hierbas en el árbol están destrozadas Aquí no existe Dios ni Buda. Los humanos están partiendo la naturaleza en trocitos.

¿Cuando tiempo le queda al ser humano si este no reacciona? 

En Japón la TV ha recurrido a científicos de todo el mundo para discutir el tema y lo que han dicho es que quedan 10 años de vida. Yo le doy unos 25-30 años de vida. Las cosas han llegado a un límite. En todas las cuestiones sobre la naturaleza estamos en un punto crítico. Yo pienso que si perdemos un 3% de vegetación la humanidad estará en peligro. Si perdemos ese 3% perderemos la alegría de la vida.

¿Porque perderemos la alegría de la vida?

En Japón cuando florece el cerezo la gente va al campo alegre, a ver la flor del cerezo, se sienta bajo los árboles y hacen fiesta. Son felices. Bebiendo sake y mirando las flores. Cuando florecen las plantas producen una oxigenación y esto produce aire puro. Si hay mucho aire puro nos ponemos contentos y bebemos sake. Si perdemos el 3% de la naturaleza es igual a perder aire puro y perderemos el sentimiento de bailar y beber sake y la gente se enfriará. Yo creo que la mejor manera de recuperar la alegría es tirar bolitas de arcilla. Estoy diciendo que tiréis los libros y que dejéis de pensar. Puedes anotar lo que quieras para esta entrevista pero en el último párrafo hay que poner “Esta entrevista no vale para nada”. Tenemos que sembrar bolitas de arcilla con rapidez porque no hay tiempo. Depende de vosotros, para que esto sea un punto de partida para la reforestación de todo el planeta o se quede solo en poner verde esta isla. No dejéis que esta isla se convierta en el último paraíso. Aquí hay que hacer un paraíso para demostrar al resto del mundo con una reforestación de verdad.

¿El “nendo dango”, es un experimento? 

No puedo decir que sea un invento, es una imitación de la naturaleza. Cuando tiramos “nendo dango”, sembramos como Dios. Cuando hacemos “nendo dango” hay que sentir que somos Dios. Cuando se hacen los nendo dango estamos metiendo alma en la bolita de arcilla. ¿Que tipo de semillas debemos sembrar y cuales no? Ya no se trata de introducir o no introducir especies no autóctonas, se trata de “supervivencia”. Tengo un plan para hacer una olimpiada verde, una campaña de repoblación forestal por el Mediterráneo. España, sobre todo padece un problema grave de desertización.

¿Como podemos llegar a la conciencia de la gente ante el problema que la naturaleza se muere?

Vosotros tenéis que inventaros las palabras, yo soy incapaz de transmitir este pensamiento en pocas palabras. Aquí la tierra tiene poca agua, por lo que hay que bailar y tocar el tambor para atraer el agua.

Masanobu Fukuoka

¿Cual és su último proyecto? ¿Qué es lo que está haciendo últimamente? 

En Grecia, con un grupo, estamos llevando a cabo un proyecto de reverdecer una extensa zona de 10.000 hectáreas desérticas con la ayuda de 500 voluntarios y esparciendo por doquier bolitas de arcilla. Se utilizaron 70 toneladas de arcilla y 12 toneladas de semillas, 5 toneladas de algodón y 3 toneladas de papel de periódicos. Todo el mundo ha colaborado, por esto no es necesario dinero, no organización. Yo les decía a los jóvenes: tenéis que sembrar las bolitas con alma para que crezcan mejor. Cuando sembráis “nendo dango” sois como Dios.

———————————————————————————

Video sobre Masanobu Fukuoka, precursor e iniciador de la Permacultura

0

El uso de la sal marina en Macrobiótica

El autor del siguiente texto es George Ohsawa, fundador de la Macrobiótica.

“El mar que nos circunda acepta todas las cosas, acogiendo los restos de los ríos, transformándolos a su semejanza, límpida, bella y pura. La inmensidad del mar acoge todas las cosas peligrosas, tales como los multiplicantes parásitos, los innumerables microbios y virus considerados los estigmas del enemigo del hombre, el pus con olor asqueroso, la sangre envenenada, los residuos radioactivos letales, el excremento de millones de ciudades y billones de hombres. Transforma todos los detritos en relucientes cristales esmeraldinos.

Limpiando todo con lo que entra en contacto, renovando todo lo que alcanza, el mar da vida a toda la flora y fauna, como madre de toda la vida terrestre animal y vegetal. El hombre tiene su origen en el mar que lo rodea. Y ¿cuál es el secreto de este poder del mar, de limpiar, renovar y crear? Es la sal marina.

Sal marina

Sin la sal, el mar, con toda su inmensidad, no sería más que una cloaca enorme, un vivero de gérmenes y microbios. La sal del mar transforma todo el inaccesible microcosmos en un espectacular vivero de plantas y cosas vivas de belleza sin par. El mar modifica todo permaneciendo siempre igual. La sal es el secreto de su milagro. La sal es lo mágico. Y la sal es Yang.

El origen marítimo del hombre le imprimió una marca para toda la eternidad, que es la sal de su sangre. Sin sal en las venas, el hombre igual que es pez fuera del agua, se fatiga y muere. La corriente sanguínea salada es una réplica en miniatura y un recuerdo de su origen acuático. Tal como la sal del mar, la sal de la sangre limpia, renueva y transforma todos los peligros en donaciones necesarias de vida, nutriendo nuestras células, alimentándolas con oxígeno. Si la sangre pierde su salinidad, la consecuencia es la enfermedad que lleva a la muerte.

sal marinaSi el hombre carece de sal, el mal y el infortunio se multiplican. Si el mundo en que vivimos está impregnado de mal, miseria, crimen y conflictos es porque los seguidores de Cristo abandonaron su mandamiento: “debéis ser como la sal de la tierra”. En vez de esto se saciaron con la esencia extraída del fruto prohibido.

El hombre creó la civilización después del descubrimiento del fuego y de la sal. La sal ha sido considerada como la cosa más preciosa para nuestra vida diaria, desde los principios de la historia. Los primeros caminos y huellas a través de inmensas extensiones terrestres fueron hechos por los animales que buscaban y encontraban la fuente salina necesaria para su supervivencia. Hombres que resistieron a la tentación del oro vendieron sus mujeres e hijos como esclavos, a cambio de sal. La sal es el patrón internacional de salud, por encima y más allá del oro. Aún actualmente, exploradores que se aventuran por territorios prohibidos, cargaban sal para ofrecerla a los pueblos desconocidos y poco amistosos. La palabra “salario” significa: paga en sal.

La función más importante y fundamental del cuerpo humano resulta de un equilibrio entre el sodio y el potasio en la sangre, especialmente el cerebro –las siete pulgadas entre la raíz de la nariz y el occipital- nuestra más valiosa posesión.

Hace más de treinta años en la Sorbona de París, el profesor Quinton presentó la teoría de que todos los seres biológicos terrestres provienen del mar. Su trabajo fue el resultado de toda una vida de estudios. Su fascinante libro “L´eau de mer”, o agua de mar, fue leído y aceptado por escuelas científicas de todo el mundo. Su laboratorio en París y su clínica en el Atlántico, son famosos. El creó la palabra “talasoterapia”, que significa el uso de sal en la terapia, y su plasma pasó a ser un elemento indispensable en la medicina occidental.

Para sorpresa mía, no obstante, como visitante que soy del Extremo Oriente, el miedo a la sal invadió la medicina sintomática occidental. Se volvieron moda las dietas sin sal. Fueron fabricados y creados alimentos sin sal para explotar esa fobia. No consigo descubrir ningún fundamento para tales ideas.

No hay peligro en ingerir una pequeña cantidad de sal no refinada, marina, o gomasio (sal mezclada con simiente tostada de sésamo) conjuntamente con una dieta macrobiótica. Experimente durante diez días o solamente uno. Verificará que no existe ningún peligro. Al contrario, sentirá una mejoría si ha sido tomada en dosis razonables. No se deje sugestionar por las mudables supersticiones y modas de la medicina sintomática. Deje que su propio cuerpo le de la respuesta.”

George Ohsawa

0

La curación es un proceso biológico

El autor del siguiente texto es el Doctor Karmelo Bizkarra, Director Médico del Centro de Salud Vital Zuhaizpe. Nos invita a reflexionar sobre nuestro cuerpo y su capacidad de curación.

  • La curación es un proceso biológico. No es algo que alguien haga por ti. Ninguna sustancia extraña, y menos una sustancia tóxica, como lo es un medicamento (por muy caro que sea), puede curarte mientras continúas viviendo de la misma manera que te llevó a la enfermedad.
  • La capacidad de autocuración del organismo es parte del poder de curación y autorreparación de la naturaleza, tanto uno como el otro se curan continuamente del desequilibrio producido por el ser humano.

La curación es un proceso biológico

  • A pesar de los “desastres” ecológicos externos ocasionados sobre la tierra, e internos, sobre nuestro organismo, los dos siguen vivos por su capacidad de reequilibrarse.
  • La enfermedad es un mecanismo de búsqueda de equilibrio. Si una persona come un alimento en malas condiciones, el cuerpo lo vomita y en ese vómito está la curación. Si no ocurre el vómito puede aparecer  la diarrea, una buena manera de expulsar los tóxicos por vía rápida. Si fuma por primera vez, tose y se marea y con estos mecanismos el cuerpo se defiende de los tóxicos inhalados: Ante un susto, una mala noticia. o un dolor extremo en un accidente el cuerpo se marea para no sufrir la agresión, como mecanismo de defensa psicológica… En todas estas reacciones y muchas más el cuerpo intenta buscar el equilibrio a través de lo que mal llamamos enfermedad.
  • El organismo humano crece a partir de la unión del espermatozoide con el óvulo como resultado de sus fuerzas internas, sin que ningún médico tenga que decirle cómo hacerla.
  • En su crecimiento necesita: alimentación, agua, oxígeno, sol (los 4 elementos), movimiento, descanso, cariño y protección. Para recuperarse, necesita los mismos elementos, si es posible de mejor calidad: alimentación sana, aire puro, sol, descanso, ejercicio armónico, amistad-amor.
  • ¿Cuál es el trabajo del médico ante la enfermedad? Romper las cómodas recetas y aconsejar a la persona las condiciones y circunstancias de una vida más sana para facilitar que las fuerzas internas de curación hagan su trabajo. Cuando mi casa se estropea, para recuperarla utilizo los mismos elementos con la que se construyó (cemento, madera, clavos, tejas, …) y si la quiero “sana” utilizo elementos de primera calidad. Lo mismo hago con mi cuerpo.