0

Mantequilla de manzana

Esta “mantequilla” es facilísima de hacer, y lo único que require es tiempo para yaguizar lo suficiente las manzanas y que su textura vaya solidificándose poco a poco. Es como una compota pero muy hecha. Está deliciosa untada sobre pan ecológico de masa madre, tostadita, o como desayuno, merienda o aperitivo. También se puede tuilizar como condimento encima de cualquier plato de verduras o ensaladas, ya que aporta un dulzor muy especial.

Las frutas en general son yin, es de cir, su naturaleza es fría y dispersa. Por eso deberemos yanquizarlas o darles calor para así equilibrar su naturaleza. Esta receta aporta muchísimo calor a las manzanas, ya que se tardan unas 2 horas al fuego en conseguir la consistencia deseada.

Mantequilla de manzana

Fotografías y receta extraídas de SCM She Cooks Macro

Ingredientes:

  • 10-12 manzanas, dependiento del tamaño
  • 1  taza de zumo de manzana sin azúcar o agua
  • Pizca de sal

Preparación:

Pelamos y cortamos las manzanas quitándoles el corazón. Las ponemos en una olla, agregando el jugo de manzana y la sal, y llevamos a ebullición. La primera vez que hice esta receta utilicé el zumo de manzana y además 2 tazas, pero me di cuenta en seguida que con una taza era suficiente. Además, noté la mantequilla demasiado dulce (!cómo cambia el paladar cuando comes macrobiótica!) de manera que con agua hubiera estado, a mi parecer, menos dulce y tal vez mejor para mi gusto. Podéis utilizar lo que queráis. Cuando hierva, bajamos el fuego y dejamos cocer a fuego lento hasta que las man-zanas estén suaves, 10-15 minutos o menos.

Pasamos las manzanas y el líquido por un pasapurés, y volvemos a depositarlo en la misma olla.

Mantequilla de manzana

Fotografías y receta extraídas de SCM She Cooks Macro

Ponemos el fuego y bajamos cuando empiecen a hervir, dejando que las manzanas se vayan haciendo. Revolvemos cada 20 minutos más o menos, y luego cada 10 minutos hacia el final. La mantequilla se volverá de color marrón y una vez terminado no tendrá ningún líquido cuando se remueva. Debe ser bien espesa. Se tarda un par de horas.

Podéis guardarlo en un frasco de vidrio bien cerrado en la nevera. Se mantiene durante aproximadamente 2 semanas.

Esta receta ha sido extraída de la web SCM She Cooks Macro.