Estos 3 ingredientes son básicos en la macrobiótica; se pueden utilizar por separado en distintos platos, o juntos como bebida medicinal. Se trata de una receta muy sencilla y altamente reparadora para cualquier tipo de molestia estomacal, o para momentos de debilidad, e incluso como remedio para resfriados, gripe, tos o estreñimiento. Yo lo utilizo mucho en momentos en que me encuentro débil, cuando notas que te viene “algo gordo”, o simplemente cuando no he podido resistirme a comer postres azucarados, vino, exceso de comida…

Esta bebida contrarresta los excesos yin que a veces, por celebraciones sociales, nos es muy dificil negarnos. Os invito a que lo probéis, es apto para todo el mundo, incluso embarazadas o niños, solo hay que ajustar la cantidad de umeboshi según la edad del niño, ya que para los más pequeños es mejor reducirlo un poco. Se puede variar la cantidad de kuzu para que quede más o menos espeso. También se puede variar la cantidad de puré de umeboshi para que quede más o menos salado. Igualmente el té se puede preparar más cargado o más diluido, probar hasta encontrar la consistencia y el sabor deseados.

Bebida medicinal kukicha, kuzu, umeboshi

Ingredientes:

  • Té kukicha
  • Kuzu
  • Pasta de ciruela umeboshi

Prepración:

Preparamos el té kukicha: calentamos una taza de agua y cuando hierva echamos una cucharadita colmada de kukicha, dejándolo que hierva unos minutos. Lo colamos y lo dejaremos enfriar, sin filtrar. Si lo tenemos preparado de antemano, mejor que mejor.

Cuando el té esté frío, lo filtramos y lo volvemos a ponemos en un cazo. Ponemos solo la cantidad que vamos a usar, es decir, una taza. En ella disolvemos una cucharita de kuzu. Para los que no sepáis, el kuzu es un almidón en forma de polvo blanco que se obtiene a partir de las raíces de una planta medicinal fundamental en la Medicina Tradicional China, la Pueraria lobata o Pueraria hirsuta. Es una planta perenne con profundas raíces de más de dos metros de profundidad. Es por tanto, un ingrediente muy yang.

Una vez hayamos disuelto el kuzu, nos quedará un líquido de color blanco. A esta mezcla vamos a añadirle una cucharadita de puré de umeboshi y la mezclaremos hasta que esté bien deshecha la pasta. A continuación calentamos removiendo hasta que la mezcla hierva y cambie de color. Quedará una consistencia como la de una sopa salada un poco espesa.

De esta manera se prepara una taza, y se podrá tomar hasta 3 tazas al día de esta bebida, según las necesidades. Se puede hacer la bebida cada vez que se necesite, o hacerlo todo desde la mañana y distribuirla en pequeñas tomas a lo largo del día. Notaréis sus beneficios casi al instante. Yo lo suelo llamar el “brebaje mágico”, casi como el que tomaban Asterix y Obelix. Al princpio puede resultar un poco chocante su sabor, ya que la umeboshi tiene un sabor muy peculiar, pero enseguida te podrás acostumbrar.