Arroz tostado

Esta receta os va a encantar. El arroz tostado no es demasiado conocido, y sin embargo tiene un gran éxito entre la gente que lo conoce. Cuando empecé a llevarlo como snack o aperitivo en los descansos de mis clases de shiatsu, la gente se quedaba sorprendida, y no tardaron en pedirme todos la receta. Aún hoy, me siguen pidiéndola, por eso he decidio que ya era hora de escribirla en Bio Miso y así, no tener que escribirla entera.

Arroz tostado

El arroz es el alimento más centrado que existe. Las energías yin y yang que lo componen se encuentran en perfecto equilibrio, y eso por eso que el alimento más utilizando en macrobiótica, es su columna vertebral. El arroz tostado se cocina para yanguizarlo mucho más, por eso es muy útil para casos de debilidad o de falta de tono, porque aporta ese extra de yang a desequilibrios yin. Una opción muy recomendable a llevar a cabo durante unos 10 o 40 días puede ser llevar una alimentación macrobiótica centrada en el cereal, la verdura yanguizada, legumbres, algas, etc., y a partir de las 4 de la tarde hasta que nos acostemos, comer solamente, en pequeños vocados y cuando nos apetezca (si pasarnos) sólo arroz tostado. El cuerpo te lo agradecerá, y podrás notar los cambios en breve espacio de tiempo.

Y para los que no necesiten tanto cambio, podrán utilizar el arroz tostado como aperitivo como yo misma hago para los descansos en el trabajo o cuando nos aparece el gusanillo del hambre. Incluso se podría llevar al cine como aperitivo, apartando así la tentación de comprar todos esos productos industrializados que tanto cuestan y tanto le cuesta equilibrar al cuerpo. Eso si, hay que tener en cuenta que hace mucho ruido al masticarlo!

Ingredientes:

  • Arroz biológico integral redondo
  • Agua
  • Tamari

Arroz tostado

Hay que calcular bien el tiempo, ya que el arroz necesitará de 6 a 8 horas de remojo. Vertemos en un recipiente el arroz que queramos y dejamos unos 3 dedos de espacio. Hervimos agua y cuando esté listo lo vertemos en el arroz tapándolo con dos dedos con agua. No es necesario tapar el recipiente, dejándolo así una noche entera, de 6 a 8 horas, no más.

Arroz tostado

A partir de entonces, escurrimos el agua ya fría y encendemos el fuego para poner una sarté. Cuando esté caliente echamos una medida de arroz y vamos removiendo hasta que quede tostada: esta es la parte más dificil, ya que no debe quedar nada de humedad ni de blando en su interior. Cuando cojamos un grano de arroz tostado, debe estar totalmente seco: si notamos algo blando, seguimos tostándolo sin miedo. El arroz cogerá un color marrón muy característico, entonces será el momento de sacarlos a una bandeja y extenderlo. En ese momento, rociamos con un vaporizador (sino con gotas, no pasa nada) el arroz tostado con tamari (recordad, el tamari o shoyu deberá llevar trigo entre sus ingredientes) y lo mezclaremos bien para que el arroz vaya cogiendo su sabor salado tan característico. Habrá que repetir esto unas cuantas veces, ya que en general el arroz que se utilizar suele ser bastante, y no conviene meterlo todo a la sartén, sino ir cocinándolo en partes.

Arroz tostado

Dejamos secar en la bandeja, y estará lista para introducir en un bote ahora si, bien tapado.
Ya me contaréis qué tal os ha ido, y si tenéis alguna duda, escribidme en los comentarios del post.

Deja un comentario